ORIENTACIÓN TERAPÉUTICA

 Estoy convencido que un contacto amoroso y presente tiene un profundo potencial sanador (¡somos mamíferos!)

 

  • Contacto amoroso: para mi significa con respeto a tu cuerpo y a tu proceso.

  • Contacto presente: trabajo des de un estado meditativo, atento a tu respiración y a tus reacciones corporales.

 

En un masaje estás vulnerable: estirado, semidesnudo y predispuesto a recibir. Utilizamos esta apertura para ponerla al servicio de lo que tu cuerpo necesita.

Solamente a través de la respiración puedes disolver la contractura, el dolor o la incomodidad. Cuando algo nos duele o nos asusta, institivamente nos contraemos, nos cerramos y dejamos de respirar. En el masaje te invito a hacer el camino inverso: pon atención a tu respiración, conecta con lo que te sucede, con la parte del cuerpo que molesta y ayuda a soltar la tensión des de dentro mientras yo ayudo a aflojar des del exterior.

 

¿Qué es una contractura muscular, sinó energía estancada en una parte del cuerpo?

Y finalmente trabajo des de mi sensibilidad, intuición y pasión por lo que hago. He descubierto que el masaje es una puerta por donde entra mucho placer, bienestar y luz. Estoy encantado de compartirlo contigo. 

“Hace falta ternura para cuidarnos, voluntad para realizar pequeños

cambios y humildad para comprender que todos tenemos descosida el alma”

 

Anabel González, psiquiatra y psicoterapeuta

¿Tienes alguna pregunta? Puedes contactar conmigo a través del teléfono o el formulario de contacto. También puedes leer los comentarios de las personas que ya han confiado en mí.

A través de mi agenda online puedes programar tu masaje de 90 minutos de una manera fácil y sencilla. Consulta mi disponibilidad y reserva en el horario que más te convenga.